Los aceros inoxidables ofrecen una gran resistencia a la corrosión, así como a condiciones extremas, una adecuada relación resistencia mecánica – peso y propiedades higiénicas. Son totalmente reciclables y respetuosos con el medio ambiente. Los tipos de acero más utilizados en decoración y construcción son AISI 304 y AISI 316.